Donuts caseros y esponjosos

Donuts caseros

La historia de los donuts caseros es difícil de rastrear, pero se cree que los antiguos pueblos nórdicos ya hacían una versión de los donuts hace más de mil años.

En Estados Unidos, los donuts se popularizaron en el siglo XIX, y se cree que un fue inmigrante holandés llamado Hanson Gregory, la primera persona al que se le atribuye la invención de la forma redonda del donut con un agujero en el medio en 1847.

Ahora es cuando de tu boca emergen estas palabras…¡Anda, donuts caseros!, ni se me había ocurrido que se podían hacer en casa.

Enseñanza mística del día : “Los donuts NO poseen una enigmática e indescifrable fórmula magistral inaccesible para los mortales de a pie“.

Ahora bien, no todas las recetas de donuts que hay pululando por ahí son comestibles. Que si quedan duros, que si quedan secos…con esta receta salen muy parecidos a los comprados con la diferencia de que sabes lo que comes y que son más naturales.

En muchas recetas suelen poner mantequilla, pero como salen buenísimos es con manteca, que es la que voy a utilizar yo.

Ingredientes para 12 donuts:

  • 150 gr de harina de fuerza.
  • 100 gr de harina común.
  • 1 pizca de sal.
  • 25 gr de levadura fresca.
  • 10 gr de leche en polvo.
  • 115 gr de azúcar.
  • 20 gr de manteca de cerdo.
  • 1/2 huevo (unos 30 gr).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 40 gr de azúcar.

Para el glaseado:

  • 200 gr de azúcar glas.
  • 5 cucharadas de leche.
  • 1/2 cucharada de esencia de vainilla.

Cómo hacer donuts

  • Derretimos la manteca, reservamos dejando que se temple.
  • Mezclamos la harina, la sal, el azúcar y la leche en polvo.
  • Disolvemos la levadura en el agua.
  • En un bol ponemos los ingredientes que hemos mezclado, formamos un volcán y añadimos el agua con la levadura, la manteca, el huevo y la esencia de vainilla.
  • Amasamos durante 5 minutos. Formamos una bola, tapamos y lo dejamos durante 1 hora.
  • Enharinamos la mesa de trabajo y un rodillo. Desgasificamos la masa, estiramos con el rodillo hasta que la masa tenga un grosor del dedo meñique.
  • Con la ayuda de un vaso cortamos las porciones de nuestros donuts y con una boquilla (por ejemplo), hacemos el interior del donut (o bien utilizamos un molde de donuts si disponemos de él).
  • Colocamos sobre una bandeja con papel de hornear nuestros donuts, tapamos y dejamos  nuevamente durante 1 hora.
  • Freímos en abundante aceite (yo de girasol). Escurrimos sobre papel de cocina.
  • Colocamos nuevamente sobre la bandeja con papel de hornear y glaseamos. Para ello disolvemos en el azúcar glas, la leche y la esencia de vainilla. Cuando los donuts estén templados los bañamos con el glaseado. Listos.

Ya te puedes chupar los dedos con estos donuts caseros sin conservantes ni colorantes raros!

También puedes disfrutar de otros postres deliciosos:

donuts caseros

Donuts caseros y esponjosos
Votando
Valoración:
4.71 (7 votos)