Cómo hacer bechamel para lasaña, croquetas o canelones

    receta bechamel

    Salsa Bechamel

    Hacer la salsa bechamel parece todo un reto, tan sabrosa, tan rica, tan temida también… una receta que vale para todo, lasaña, canelones, croquetas etc..etc.. y sin embargo, es más fácil de lo que imaginas.

    En mi casa mi madre la ha hecho siempre con los ojos cerrados, quizás por eso yo nunca he temido enfrentarme a hacer bechamel. Y comprendo ese temor, el temor a esos fastidiosos grumitos…….

    Vale, aquí te dejo la receta, mi madre ha usado siempre este método que os explico en la receta, y la verdad es que es a prueba de balas. Es un método fácil y rápido con el que nunca jamás te saldrán grumos en la salsa bechamel.

    Y si por mala suerte salieran… pues nada más fácil que una pasada de batidora. Que supongo que a cualquier chef, u otros sibaritas le podrá dar un ataque al oirme decir que paso la bechamel por la batidora… pero que no señores, nada más lejos de mi imaginación… digamos sólo que es una buena solución si aparecen los famosos grumos 😉

    Ingredientes para unos 200 ml:

    • 1 vaso de leche entera
    • 20-25 gr de mantequilla
    • 2 cucharaditas colmas de harina
    • Sal, pimienta negra
    • Nuez moscada

    Preparación:

    1. En un cazo ponemos a calentar la leche a fuego lento. Añadimos la mantequilla y la dejamos derretir.
    2. Ponemos la harina en un vasito y la desleímos con muy poco agua caliente. Abrimos el grifo y añadimos el agua poco a poco en la harina removiendo continuamente para evitar que se formen grumos. Obtendremos una crema densa.
    3. Añadimos a hilo la harina a la leche removiendo continuamente. La crema se irá adensando conforme la harina se vaya cociendo. Seguimos removiendo con unas varillas para evitar que se nos pegue al fondo.
    4. Depende de la cantidad que estemos haciendo se adensará más o menos rápidamente. Cuando se haya adensado la retiramos del fuego y añadimos sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Removemos y la probamos para ver si le falta algo.
    5. Si no la vamos a utilizar inmediatamente, la pasamos a un cuenco y la cubrimos con film transparente tocando la salsa para evitar que la superficie se endurezca.
    6. Ya está lista para utilizar en nuestras mejores recetas.

    Hacer esta receta de bechamel es bastante fácil, ahora ya puedes añadirlo a tus recetas favoritas, a bote pronto se me ocurren croquetas, que las adoro, lasaña, canelones, coliflor, verduras, huevos rellenos, etc.. etc..

    receta bechamel

    Cómo hacer bechamel para lasaña, croquetas o canelones
    Votando
    Valoración:
    5 (8 votos)